Domingo, Agosto 11, 2019
Congreso ECCMID – Vacunación en adultos: Desafíos y/o soluciones
Sin categoría  

Congreso ECCMID – Vacunación en adultos: Desafíos y/o soluciones

Spectr News Theme jmiguel@dendrita.mx
10 Febrero

Congreso ECCMID2

En el 24 Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) realizado en la ciudad de Barcelona, España, se discutió sobre la vacunación de adultos. 

El Centro Internacional para la Longevidad (ILC) es una entidad independiente, no partidaria, dedicada a abordar los temas vinculados con la longevidad, envejecimiento y cambio poblacional.

Se trata de una usina de pensamiento que intenta analizar lo relacionado con la longevidad a partir de la evidencia científica enfocado hacia un tratamiento político de la problemática de la longevidad.

Su foco es muy amplio dado que intenta desarrollar ideas, desplegar investigaciones y crear foros para el debate.

El ILC considera que existe fuerte evidencia que apoya la idea de que enfocarse en la inmunización de los adultos es un tema de gran importancia en relación con la prolongación del curso de la vida.

Sin embargo, la vacunación de personas añosas no parece despertar la atención debida por parte de los diferentes actores. Las políticas, al menos en Europa, parecen ser parciales e inconsistentes, por lo que los tomadores de decisiones deberían dedicarse a derribar las barreras que limitan la vacunación de los adultos.

El ILC es miembro fundador y líder de SAATI (Supporting Active Ageing Through Immunization), un grupo de trabajo que intenta despertar el interés de la opinión pública y de los tomadores de decisión sobre la necesidad de la inmunización de las personas adultas.

En 2012, SAATI produjo un documento de consenso titulado “Vacunación de adultos: un componente clave de una vejez saludable”. Este documento fue publicado en noviembre de 2013 y está disponible en www.ilcuk.org.uk

Con excepción de la vacuna para la influenza estacional muchos adultos creen que las vacunas son relevantes sólo para los niños, por lo que tienen un bajo nivel de preocupación sobre sus propias inmunizaciones.

Sin embargo, la incidencia de la ENI es muy elevada en los adultos >65 años, con tasas incluso mayores que las observadas en los niños menor que 5 años.

En los últimos años, las enfermedades prevenibles por vacunas han tenido un gran impacto.

El Reino Unido en el período invernal 2010-2011 comunicó una gran presión sobre los hospitales en términos de solicitud de camas, mayor aún que la observada durante la pandemia de influenza del período previo (2009-2010).

En 2012-2013 las tasas de exceso de muertes fueron las mayores desde 2008-2009, con picos coincidentes con la circulación de influenza.

En cuanto a la neumonía, el Reino Unido y la República Eslovaca tienen las tasas de mortalidad más elevadas de Europa (25 casos por 100.000 habitantes en 2005 y 2009.

En 2005, tanto el Reino Unido como Bélgica, Irlanda y Suecia comunicaron tasas de casos confirmados de ENI es mayor o igual a 10 por 100.000 habitantes. Hubo una situación similar en 2009 con tasas relativamente altas en Reino Unido, Bélgica, Finlandia, Suecia, Irlanda y Eslovenia, en comparación con otros países.

Entre los países que reportaron tasas elevadas en el Reino Unido la tendencia fue relativamente estable. Con respecto a pertussis, el reciente incremento en el número de casos notificados probablemente corresponda a la mayor disponibilidad de métodos diagnósticos. Desde 2006 ha habido mayor índice de sospecha y, por lo tanto, mayor utilización de esos métodos de diagnóstico.

Los estudios de cohorte han demostrado que la vacunación contra influenza proporcionó sustanciales beneficios en términos de salud en los adultos mayores, incluyendo la reducción en el número de hospitalizaciones, visitas ambulatorias, mortalidad y prescripción de antibióticos (1).

Por otra parte, un programa de vacunación para adultos mayores ha demostrado ser efectivo para prevenir la ENI en el Reino Unido.

Recientes estudios clínicos también sugieren que la vacunación con vacunas neumocócicas conjugadas puede proveer beneficios a los adultos (2).

La implementación de un programa de vacunación contra herpes zoster para gente mayor tiene el potencial de mejorar marcadamente su calidad de vida al reducir la incidencia y la severidad de la enfermedad.

Un estudio aleatorizado encontró una disminución del 61% en la carga de la enfermedad en adultos mayores y una reducción de la neuralgia post-herpética del 67% (3).

En el reporte SAATI de noviembre de 2013 se presenta una revisión sistemática de la literatura relevante en lengua inglesa sobre la evidencia de la costo-efectividad de la inmunización en adultos mayores de 50 años de edad en todos los países miembros de la Unión Europea.

En la misma se concluye que hay suficiente evidencia sobre la costo-efectividad para 4 de las 7 vacunas clave en este grupo etario: herpes zoster, influenza, ENI y neumonía (4).

Se estima que se podrían prevenir 34.528 casos de las 7 enfermedades prevenibles por vacunas en los próximos 50 años, así como aproximadamente 5782 muertes prematuras.

Los días de trabajo perdidos en ese período serían 127.480. Los costos de salud ahorrados alcanzarían los 6.6 millones de euros. El estudio también estimó que los impuestos a pagar por la población beneficiada por las vacunas en el resto de sus vidas serían de más de 537 millones de euros. Basándose en el análisis de los costos de la vacunación se calcula que la relación costo-beneficio sugiere que por cada euro invertido se podrían recuperar 4.02 a lo largo de la vida de la cohorte evaluada.

A pesar de toda esta evidencia parecería existir una renuencia a tomar medidas más firmes para mejorar los niveles de inmunización de adultos en Europa.

La vacunación de los adultos continúa siendo una estrategia de salud pública subutilizada para promover una vejez saludable.

Pocos países europeos han desarrollado una amplia agenda de inmunización de adultos. Los países a menudo recomiendan vacunación de los grupos de riesgo antes que recomendaciones basadas en la edad, por lo cual delegan en los propios pacientes la evaluación de su estatus. Además, esto no se aplica en todas las enfermedades prevenibles por vacunas.

Las tasas de cobertura de vacunación de los adultos por lo general son bajas y varían ampliamente entre los diferentes países europeos. También son significativamente más bajas que las tasas de vacunación de los niños pequeños. Además, los países del centro y el este de Europa a menudo tienen tasas de cobertura incluso menores que las naciones occidentales del continente.

¿Por qué la inmunización de los adultos no alcanza la atención que merecería?
Hay varias razones. Una es la brecha en el acceso a las vacunas y el reembolso. También hay una limitada percepción de la relevancia de las enfermedades infecciosas y las vacunas en la población de todos los grupos etarios.

Por otra parte, hay una distancia entre la promoción de la vacunación de los adultos por parte de las autoridades de salud pública y la necesidad real.

Los profesionales de la salud tampoco adoptan el liderazgo para recomendar la inmunización de los adultos.

Finalmente, los sistemas de monitorización y vigilancia por lo general son deficientes.

Las guías y recomendaciones para la inmunización de adultos para las principales enfermedades (herpes zoster, ENI, influenza) son muy diferentes entre los distintos países europeos, así como los criterios utilizados.

Esta gran variedad de recomendaciones —que en cierto modo ponen de manifiesto la falta de acuerdo de los tomadores de decisiones— de alguna manera puede reducir la confianza de los consumidores: los pacientes.

En las enfermedades infecciosas está claro que la prevención es mejor que la cura. La vacunación puede proporcionar una protección costo-efectiva contra una enfermedad, pero todavía continúa siendo subutilizada como estrategia de salud pública en adultos para la promoción de la salud en individuos añosos (5).

La vacunación puede jugar un rol significativo en la prevención junto con otras modalidades, tal como la vigilancia, lo cual es más efectivo que la reacción luego de producida la enfermedad, con drogas y otras formas de tratamiento.

Los profesionales de la salud deben chequear si sus pacientes adultos mayores están al día con su programa de inmunización.

La entrega de pequeños incentivos para los médicos generales podría ser una estrategia útil para mejorar las tasas de inmunización. Si bien esta estrategia podría ser discutible, tal vez resulte efectiva para el interés público.

Un sistema de estímulo económico fue utilizado para fomentar la vacunación contra hepatitis B en usuarios de drogas intravenosas. Por supuesto, la información a los pacientes es de capital importancia, y deberían aprovecharse todas las potenciales oportunidades para brindar la información que sea necesaria.

Los gobiernos y el sector privado están cada vez más interesados en extender la vida activa de los trabajadores.

El temor de una escasez de habilidades y una sociedad que envejece significa que los empleadores y los gobiernos van a tener que buscar la manera de que permanezcan en el lugar de trabajo durante más tiempo. En el sector privado hubo algunas iniciativas que han considerado el caso de la vacunación de adultos del personal. Sin embargo, la vacunación de los trabajadores de más edad contra, por ejemplo la gripe, no sólo podría ser rentable para los empresarios sino que también podría contribuir a una fuerza laboral más saludable.

Del mismo modo, conseguir mejoras mientras todavía se está en el lugar de trabajo puede permitir a la gente permanecer en la fuerza de trabajo por períodos muy largos.

Algunas aseguradoras de salud proponen entregar incentivos para que los individuos concurran a gimnasios.

En una perspectiva similar, otorgar incentivos para la inmunización tal vez podría ser de utilidad. Es un camino que se debe explorar y fomentar.

También la industria farmacéutica juega un rol fundamental en la estrategia de hacer que la vacunación sea más accesible para todos.

Por último, es clave lo que hagan los profesionales de la salud. En el último año, en el Reino Unido sólo el 45% de los trabajadores de la salud recibió la vacuna contra la influenza.

Los niveles de inmunización de los profesionales de la salud varían significativamente entre los diversos centros: mientras que algunos tienen niveles de cobertura de más del 95%, otros apenas llegan al 5%.

En conclusión, existe una fuerte evidencia que apoya la importancia que tiene la inmunización en la calidad de vida de los pacientes mayores. Pero no se observa que el tema sea motivo de interés para los diferentes actores.

Las políticas sobre inmunización en adultos son parciales e inconsistentes en todo el continente europeo.

Los tomadores de decisiones deberían enfocar sobre cómo superar las barreras que impidan la adecuada inmunización de la población adulta.

El ILC-UK recomienda que los gobiernos, la industria y otros actores busquen que se realice una adecuada inversión en investigación sobre el potencial rol de inmunización en adultos, un terreno en el que todavía hay mucho por explorar.

Referencias

1 Nicoll A. A new decade, a new seasonal influenza: the Council of the European Union Recommendation on seasonal influenza vaccination. Euro Surveill 2010 Jan 7;15(1). pii: 19458.
2 Johnstone J; Marrie TJ; Eurich DT; Majumdar SR. Effect of pneumococcal vaccination in community acquired pneumonia. Arch Int Med. 2007:167:1938-43.
3 Oxman MN; Levin MJ; Johnson GR; Schmader KE; Straus SE; Gelb LD, et al. A vaccine to prevent herpes zoster and postherpetic neuralgia in older adults. N Engl J Med 2005 Jun 2; 352(22):2271-84.
4 Adults vaccination: A key component of haelthy ageing. The benefits of life-course immunisation in Europe. Disponible en: ///D:/Adult_vaccination__a_key_component_of_health_ageing.pdf.
5 Miche JP; Gusmano M; Blank PR; Philp I. Vaccination and healthy ageing: how to make life-course vaccination a successful public health strategy. Eur Geriatric Med 2010; 1(3):155-65.

Ver artículos de Infectología y VIH

 

Congreso ASCO GU 2015
Congreso ACC – Diferencias sobre los eventos trombóticos
Registro Ingreso
Perdió su contraseña?
Registro Ingreso
La contraseña será enviada a su correo

Ver términos de uso y condiciones

Regístrese

Para acceder a todos el contenido y las últimas novedades te invitamos a registrarte sin costo e ingreso instantáneo.

Quiero registrarme Ya estoy registrado
Registro Ingreso
Ingresar