Miércoles, Junio 12, 2019
EPA 2011: Introducción al tratamiento de la carga sintomática de la depresión bipolar y del trastorno depresivo mayor
Sin categoría  

EPA 2011: Introducción al tratamiento de la carga sintomática de la depresión bipolar y del trastorno depresivo mayor

Spectr News Theme jmiguel@dendrita.mx
27 Abril

En el mes de marzo se realizó el 19º Congreso de la European Psychiatric Association (EPA) en la ciudad de Viena. En la capital austriaca, el Dr. Siegfried Kasper, Jefe del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad Médica de Viena, realizó una introducción al tema del tratamiento del conjunto de síntomas en la depresión bipolar y el trastorno depresivo mayor.

Según datos recabados por los organismos de salud de distintos países las principales causas de discapacidad entre las personas con edades comprendidas entre 15 y 44 años son los trastornos psiquiátricos: i) trastorno depresivo; ii) trastorno bipolar; iii) esquizofrenia.

Esto resalta la importancia del tratamiento adecuado de estos trastornos, tanto en la fase aguda como en el tratamiento a largo plazo, a fin de mejorar la calidad de vida y el nivel de funcionalidad de los pacientes.

La depresión mayor y el trastorno bipolar constituyen cuadros de frecuente presentación, recurrentes, generalmente debilitantes y potencialmente letales que requieren un diagnóstico rápido y adecuado, así como la implementación de un tratamiento correcto.

En un estudio de seguimiento prospectivo de largo plazo llevado a cabo por Judd LL, et al (Arch Gen Psychiatry 2002) se evaluó semanalmente un grupo de pacientes con trastorno bipolar tipo I. Esos pacientes estuvieron sintomáticos el 47.3% del período evaluado (12.8 años), correspondiendo casi el 32% de ese tiempo a la persistencia de la sintomatología depresiva. Los pacientes de ese grupo tuvieron 3 a 4 veces más sintomatología depresiva que maníaca.

El mismo autor (Judd LL, et al. Arch Gen Psychiatry 2003) realizó un seguimiento prospectivo de 13.4 años en pacientes con trastorno bipolar tipo II, detectando que los de ese grupo permanecieron sintomáticos el 53.9% del período evaluado, siendo la sintomatología depresiva 39 veces más frecuente que los síntomas hipomaníacos.

Un estudio llevado a cabo por Kupka también señaló tasas similares de prevalencia de síntomas depresivos en pacientes que permanecían sintomáticos. Este trabajo mostró que los sujetos con trastorno bipolar tipo I y tipo II pasaron 3 veces más tiempo en la fase depresiva, en comparación con la fase maníaca de la enfermedad.

Tal como es posible apreciar en el cuadro 1, en la evaluación sistemática de hipomanía en pacientes participantes de un estudio clínico francés de gran magnitud (EPIDEP) después de la visita inicial mediante la aplicación de varias escalas —entre ellas la Hypomania Checklist— se duplicó la tasa de detección de depresión bipolar tipo II del 20% al 40% (Hantouche, et al. 1998, 2006).

Existe superposición entre gran parte de la sintomatología característica del trastorno depresivo mayor (TDM); de trastorno unipolar y de la depresión bipolar. Como consecuencia de la misma, una importante cantidad de pacientes con TDM es diagnosticada en forma errónea como con depresión bipolar.

Más allá de la sintomatología, algunas de las características que ayudan a pensar en un cuadro de depresión bipolar son:

• Edad de comienzo temprano.
• Rápida aparición de los síntomas.
• Antecedentes de manía o hipomanía.
• Prevalencia similar en ambos géneros.
• Episodios de menor duración.

En cambio, la mayoría de las veces la aparición de manera más tardía, la presentación menos abrupta de la sintomatología, la falta de antecedentes de manía o hipomanía, la mayor prevalencia en el género femenino y los episodios de mayor duración permiten inclinarse por el diagnóstico de TDM.

En pacientes con TDM el fracaso en alcanzar la remisión se asocia con un impacto negativo en el funcionamiento global del paciente, incluyendo un incremento en el riesgo de recaídas y en la depresión recurrente, además de mayor morbimortalidad y aumento de las tasas de suicidio y abuso de sustancias.

A lo largo del curso del trastorno bipolar tipo I, o tipo II, la presencia de cuadros depresivos se asocia con alto grado de deterioro familiar, social y laboral, así como con altos gastos en salud y elevadas tasas de mortalidad y suicidio.

Lo anteriormente expuesto marca la importancia del correcto diagnóstico y también la necesidad de implementar tratamientos efectivos de manera temprana.

Bibliografía

Hantouche EG, et al. J Affect Disord 1998;50 (2-3):163-73.
Hantouche EG, et al. J Affect Disord 2006;96 (3):225-32.
Judd LL, et al. Arch Gen Psychiatry 2002;59 (6):530-7.
Judd LL, et al. Arch Gen Psychiatry 2003;60 (3):261-9.
Kupka RW, et al. Bipolar Disord 2007; 9 (5):531-5.

Médicos.
Se necesita Pediatra
Registro Ingreso
Perdió su contraseña?
Registro Ingreso
La contraseña será enviada a su correo

Ver términos de uso y condiciones

Regístrese

Para acceder a todos el contenido y las últimas novedades te invitamos a registrarte sin costo e ingreso instantáneo.

Quiero registrarme Ya estoy registrado
Registro Ingreso
Ingresar