Jueves, Octubre 11, 2018
Manejo de la anemia ferropética en el embarazo
Ginecología y Obstetricia  

Manejo de la anemia ferropética en el embarazo

Spectr News Theme Inès Matos
25 Febrero

Recomendaciones sobre la prevención y el tratamiento.

La anemia es una patología frecuente durante el embarazo, ya que la ingesta de hierro resulta insuficiente para satisfacer las necesidades durante la gestación. Las consecuencias de esta enfermedad se reflejan en una elevada tasa de partos prematuros, bajo peso al nacer y anemia post-parto1. Se deberá solicitar un hemograma como control prenatal al inicio del embarazo y a la semana 28; las mujeres con diagnóstico o antecedente de anemia, así como aquellas pacientes con comorbilidades que alteren la absorción de hierro, deberán someterse a un estudio de cinética de hierro2.

Durante el embarazo se produce de manera fisiológica una disminución en la concentración de la hemoglobina (Hb) y el hematocrito (Hto) debido a la expansión del volumen plasmático. Esta reducción es evidente durante el segundo trimestre del embarazo, por lo que los parámetros diagnósticos varían de acuerdo a la edad gestacional (Tabla 1)2. Si se descarta anemia, se recomienda la suplementación oral con hierro a dosis de 30 a 60 mg al día; el uso de multivitamínicos adicionados con ácido fólico ha demostrado ser eficaz1,2. Si la ferritina está por debajo de 30 mg/L y/o la saturación de transferrina es menor a 20% se establece el diagnóstico de déficit de hierro, en esta condición está indicado el tratamiento con 100 mg/día de hierro oral, principalmente en embarazos menores a 34 semanas de gestación (SDG) y con Hb mayor a 9.0 g/dL. En embarazos mayores a 34 SDG o con Hb menor a 9.0 g/dL, se sugiere la vía IV. Cuando los depósitos de hierro se normalizan, la suplementación se continúa con 30 a 60 mg de hierro oral2.

Se recomienda el seguimiento postnatal en todas las mujeres que presentaron anemia durante el embarazo, ya que un alto porcentaje presentará recaídas, por lo que se deberá realizar un screening cada cuatro a seis meses durante el primer año; asimismo, en caso necesario se planteará una estrategia para suplementación o tratamiento continuo. La intolerancia al hierro es bastante común en la paciente embarazada, por lo que se sugiere valorar el uso de los diferentes complejos actualmente disponibles antes de suspender la suplementación2.

Ginecología I

Referencias

  1. Peña-Rosas JP, De-Regil LM, Dowswell T, et al. Intermittent oral iron supplementation during pregnancy (Review). Cochrane Database Syst Rev. 2012; Published online 2012 Jul 11. doi: 1002/14651858.CD009997
  2. Ernst D, García-Rodríguez MJ, Carvajal JA. Recomendaciones para el diagnóstico y manejo de la anemia por déficit de hierro en la mujer embarazada. ARS Med 2017;42(1):61-67.
ECTRIMS Congress – Optimizing management for family planning: New strategies for an ongoing challenge
El ixekizumab mejora los síntomas de pacientes con artritis psoriásica
Registro Ingreso
Perdió su contraseña?
Registro Ingreso
La contraseña será enviada a su correo

Ver términos de uso y condiciones

Regístrese

Para acceder a todos el contenido y las últimas novedades te invitamos a registrarte sin costo e ingreso instantáneo.

Quiero registrarme Ya estoy registrado
Registro Ingreso
Ingresar